Al tomar la arcilla en mis manos surge la necesidad de expresar sentimientos y emociones que las palabras no pueden describir.

 
 

Los temas son siempre los de la vida,
El amor, El dolor, El deseo.

La búsqueda de un sello propio es muy ardua pero realmente vale la pena el camino





El material con el que trabajo es la arcilla, que en algunos casos las paso al acrílico.